El bienestar que nos brinda el Pantano de Yesa

Desde las profundas capas subterráneas de la Tierra, las cuales se hayan a mayores y elevadas temperaturas, surgen en algunas zonas del planeta aguas cálidas, que por encima de los cinco grados ya podemos considerar termales.

Son aguas ricas en minerales y en su gran mayoría están aptas para el baño. La tradición histórica del uso de estas aguas, ha estado vinculado a los efectos terapéuticos y saludables de las mismas, tanto por su agradable temperatura, lo que beneficia a personas que puedan padecer de reumatismos, contracturas musculares, etc. Además el vapor que en muchas de ellas se desprende, es aprovechado para inhalaciones, mejora de afecciones pulmonares, respiratorias, etc. En definitiva una variedad de usos entre los que se incluye también el propio disfrute y la sensación de relajación y distención que las cálidas aguas proveen a nuestro sistema nervioso en general, mejorando los síntomas de estrés por ejemplo.

Una experiencia de salud y ocio muy recomendable para quizás comprobar también un contraste que no deja de ser curioso, como el bañarse en aguas termales en un contexto donde lo más esperado sean las frías aguas.

Y precisamente entre los meses de agosto y octubre en Huesca, en el Pantano de Yesa, contamos con sus aguas termales. Al bajar el nivel de agua del pantano, asoman sus cálidas aguas que ya los romanos descubrieron, y que ahora te toca a ti disfrutar. 38 grados de calidez y salud que tienes que probar por ti mismo.

Descubre algo más sobre el Pantano de Yesa, un lugar donde disfrutar, para luego continuar con el bienestar y descanso en Casa Biescas.

Yesa Aguas Termales, relax biescas, desconectar gavin, viajar con niños
Yesa Aguas Termales

 

Autor artículo: Casa Biescas.es

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comparte en tus redes sociales

Artículos relacionados

San Juan de la Peña, un monasterio singular
Qué visitar en Jaca